POESÍA A LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARIA

Canten hoy, pues nacéis vos,

los ángeles, gran Señora

,
y ensáyense, desde ahora,

para cuando nazca Dios.

Canten hoy, pues a ver vienen

nacida su Reina bella,

que el fruto que esperan de ella

es por quien la gracia tienen.

Digan, Señora, de vos,

que habéis de ser su Señora,

y ensáyense, desde ahora,

para cuando nazca Dios.

Pues de aquí a catorce años,

que en buena hora cumpláis,

verán el bien que nos dais,

remedio de tantos daños.

Canten y digan, por vos,

que desde hoy tienen Señora,

y ensáyense, desde ahora,

para cuando nazca Dios.

Y nosotros, que esperamos

que llegue pronto Belén,

preparemos también,

el corazón y las manos.

Vete sembrando, Señora,

de paz nuestro corazón,

y ensayemos, desde ahora,

 Para cuando nazca Dios. Amén.

(Lope de Vega)

PENTECOSTES 2016

img_0306-1

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO:
Recibid ¡oh Espíritu Santo!, la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, que os hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida, en cada una de mis acciones, mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza, y todo el amor de mi corazón.Yo me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil a vuestras santas inspiraciones. 

¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de vuestro amado Jesús. Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al Espíritu Santo Santificador. Amén

Festividad de La Ascensión del Señor

Toda separación física, sea temporalAscensionofChrist2 o permanente, deja atrás de sí tristeza y nostalgia.

Reflexionando el evangelio de esta festividad todo nos indica alegría y paz.
Alegría por la Fe madura que tenían los apóstoles al saber que Jesús regresa al padre.

Paz que les da Jesús al Bendecirlos y mantenerlos unidos.

Traslado a nuestros tiempos este misterio de la Ascensión y me surgen ciertas interrogantes que espero poder responder en esta breve entrada al Blog.

1.- ¿Cómo debemos vivir en el siglo XXI el misterio de la Ascensión?
    Debe de ser vivida con una Fe profunda que marca el final de una búsqueda que de una forma u otra todos hemos hecho.
¿A quién busco yo en mi camino durante esta vida? Jesús nos enseñó el camino, y a dónde vamos al igual que las condiciones para encontrarnos con el Padre al final del recorrido.

2.- ¿cómo vivo mi vida y con que me voy a encontrar al final de mi caminar?
     

       A) con el dinero?
        B) con la pereza?
        C) con la indiferencia?
        D) con vicios y placeres?
La segunda pregunta debe de ser contestada de manera individual …

Todos y cada uno de nosotros estamos llamados a la Santidad.

Todos y cada uno de nosotros estamos llamados a ser Felices  llegando a Dios.

Jesús nos marcó el camino. Nos pide que “seamos testigos de su evangelio” .
Ser testigos del evangelio es dar un ejemplo de vida congruente a nuestra fe, ser testigos del evangelio es practicar las obras de misericordia, ser testigos del evangelio es ver en el hermano el rostro de Jesús actuando siempre con amor.

Si lo hacemos, entonces podemos estar seguros de que tarde o temprano nos encontraremos con nuestro Padre, con el mismo Padre con quien Cristo se encontró.

Por último, seamos dóciles a las inspiraciones que nos hace el Espíritu Santo, seamos verdaderos hijos de Dios haciendo en cada instante y momento su voluntad acorde a nuestra vocación y situación en que nos encontremos floreciendo y dando fruto en donde nos han plantado.

Rogándole a la Santísima Virgen que nos cuide, que nos guíe, que nos acompañe siempre en nuestro caminar al Padre. 

NAVIDAD 2015

09122015 0102

Hoy es un día de alegría. nos ha nacido el Salvador, después de este tiempo de espera #Adviento2015 hemos de aprovechar todas las gracias y bendiciones que Dios nos regala.
es muy importante mantener vivo el verdadero sentido de la Navidad. Tenemos que ser siempre conscientes de su verdadero significado: Jesús ha venido a la tierra para nacer en cada uno de nosotros, para cada hombre, para cada mujer, para cada joven y para cada niño; ha nacido para amarnos y para que lo amemos, ha nacido para traernos la salvación y para enseñarnos el sentido verdadero de nuestra vida.
Por eso es importante mantener durante todo el año viva la alegría de esta fecha que es una alegría inmensa, interior, llena de fe y de amor.
Me vienen a la mente los pastores que fueron los primeros en contemplar tan grande misterio y que llenos de alegría fueron a comunicar a los demás ese encuentro con un Dios que quiso venir pobre, humilde y lleno de amor para con toda la humanidad.
En esta fecha, no podemos limitarnos a contemplar solamente lo externo, tenemos que tratar de ver en nuestro interior, el rostro de Jesús que nos invita a vivir como hijos de Dios y a ser testigos de su misericordia.
Saludemos a Jesús con alegría y compromiso de vida, dando gracias por su generosidad y amor para con nosotros.
Pasemos la Navidad con verdadera alegría junto a nuestros Nacimientos, cerca de nuestros familiares, y siempre dando gracias.
A ti, que te has tomado un tiempo para leer esta pequeña reflexión te deseo a ti y a toda tu familia lo mejor para esta Navidad

1827 dias

Desde Pequeño he tenido el privilegio de tratar con sacerdotes  y Monjas, pues un hermano y una hermana de mi Papá estaban consagrados a Dios.

Estoy seguro que los tres ya gozan de la presencia eterna de Dios, pues cada uno se realizó y dieron frutos acordes a las diferentes vocaciones que Dios les concedió.

Sabes, siempre he visto en los sacerdotes a un segundo Jesús. Por eso, cuando acudo al sacramento de la reconciliación  suelo decirme: “Escucha, Jesús te va a hablar”.

Estoy seguro que Jesús está en ellos y en ti. Por eso los sacerdotes significan tanto para mí.
Por eso hay que amarlos y respetarlos.

Hace algún tiempo nos comenzamos a seguir por medio de las redes sociales, desde ese momento supe que eras un sacerdote diferente. Lo noté por el particular cariño con que te diriges a Jesús en la eucaristía.

Tienes el privilegio y el honor de estar diariamente con Jesús Eucaristía en tus manos y en tu corazón.

Solo te quiero repetir unas palabras que no son mías pero que en cierta ocación la Venerable Concepción Cabrera de Armida le dirigió al Venerable Padre Felix de Jesús Rougier. –  “Padre, hágase santo. Padrecito, hágase santo. Me lo promete?” –

Dios te bendiga.

Lecturas Para el XXXIII Domingo del tiempo ordinario 15/11/2015

Lectura del Profeta Daniel 12, 1-3

En el tiempo aquel se levantará Miguel, el arcángel que se ocupa de tu pueblo: Serán tiempos difíciles, como no los ha habido desde que hubo naciones hasta ahora.
Entonces se salvará tu pueblo: todos los inscritos en el libro. Muchos de los que duermen en el polvo despertarán: unos para vida perpetua, otros para ignominia perpetua.
Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad.

Sal. 15, 5 y 8. 9-10. 11 R: Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.

El Señor es el lote de mi heredad y mi copa,
mi suerte está en tu mano.
Tengo siempre presente al Señor,
con él a mi derecha no vacilaré

Por eso se me alegra el corazón,
se gozan mis entrañas,
y mi carne descansa serena:
Porque no me entregarás a la muerte
ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción.

Me enseñarás el sendero de la vida,
me saciarás de gozo en tu presencia,
de alegría perpetua a tu derecha.

Lectura de la carta a los Hebreos 10, 11-14. 18

Hermanos: Cualquier otro sacerdote ejerce su ministerio diariamente ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, porque de ningún modo pueden borrar los pecados. Pero Cristo ofreció por los pecados, para siempre jamás, un solo sacrificio; está sentado a la derecha de Dios y espera el tiempo que falta hasta que sus enemigos sean puestos como estrado de sus pies.
Con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los que van siendo consagrados.
Donde hay perdón, no hay ofrenda por los pecados.

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 13, 24-32

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán.
Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte.
Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas,deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca,a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»  

REFLEXIONES PARA LA SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS

Para ser santo sólo hay un camino: responder al amor de Dios viviendo el evangelio. Es decir, amando a los demás.

Un Santo es alguien que hace la bondad atractiva, es aquella persona que se distingue por llamar la atención en medio de su silencio y servicio.

La santidad no es hacer cosas extraordinarias todos los días ni tener superpoderes.

La Santidad es vivir la cotidianidad en la presencia de Dios, creyendo, amando, orando, riendo, sirviendo y LUCHANDO contra el mal en todas sus caretas.

También es aceptar nuestros pecados y nuestras grandes limitaciones como oportunidades para descubrir la misericordia de Dios.

Ser santo dónde estamos AQUÍ y AHORA. No esperemos a ir de misión a África, o ser consagrados… Ser santos desde nuestra propia vocación

Por último, encomendémonos a la Virgen María, Reina de Todos los Santos, para que nos ayude a confiarnos más de la gracia de Dios, para caminar con impulso en el camino de la santidad.

Todos los santos.